¿Sos un líder panelista o periodista? 4 componentes esenciales de la empatía


Es casi inevitable para mí al volver a mi casa por la noche e intentar enterarme de algunas cosas que pasaron y están pasando en el país. Enciendo la tele y encuentro a Santiago del Moro en Intratables. Me engancho con el debate de fuego cruzado entre diferentes posturas políticas. Escucho con atención y me doy cuenta que el programa podría emitirse durante décadas, gobierne quien gobierne.


El programa de del Moro es un muchos aspectos un reflejo de nuestra sociedad, organizaciones y equipos. Una triste realidad en la cual cada vez tenemos más panelistas y menos periodistas.


¿Qué hacemos cuando jugamos a ser panelistas? Nos interesa mucho más defender como sea nuestras posiciones y señalar el error ajeno que abrir nuestra mente y aprender un punto de vista diferente.


¿Qué es la empatía?


Al jugar a ser panelistas lo que estamos haciendo es olvidarnos de la empatía, una habilidad clave para todo líder. La empatía es la capacidad de ponerse en el lugar del otro, de ver la realidad desde el marco de referencia del otro, de sentir lo que siente el otro. Para ser empáticos necesitamos al menos:

  • Humildad, para reconocer que uno no tiene LA VERDAD, sino que uno tiene SU VERDAD, que no es mejor ni peor que la del otro. Humildad en el sentido de no creer tener todas las respuestas ni soluciones.
  • Respeto con el punto de vista del otro, aún cuando no coincida. Su postura es tan válida como la propia.
  • Curiosidad, para interesarse por el punto de vista del otro. Conocer sus fundamentos, su proceso de razonamiento. Interesarse por su modelo mental, por cómo ve el mundo.
  • Escucha, para comprender su punto de vista. Preguntar, ir más allá, no quedarse con el titular. Silenciar el diálogo interno que juzga. No querer defender la postura propia, sino entender la del otro.


¿Panelista o Periodista?


El panelista se preocupa por discutir su posición y denostar la del otro. Pretende siempre tener razón, defender su verdad, como única e indiscutible. Desde su verdad, que ve con tanta claridad, no puede entender cómo los demás no la ven. Se encierra en su mundo, con muchas certezas y pocas preguntas. El panelista es la suma de sus ideas, son su identidad.


El periodista, al emplear la empatía, abre su modelo mental, ampliando su posición con nuevos puntos de vista, interesándose realmente en la posición del otro. Pregunta y escucha con pasión. Respeta al otro más allá del ruido interno que le hagan sus ideas. Ese ruido interno no pone en jaque su identidad. El periodista puede cambiar sus ideas, se permite aprender.


No hace falta salir en la tele para ser periodista. Además de una profesión, ser periodista es una actitud, que cualquier líder debe desarrollar.



Fuente: Líder se Hace

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *